Siento mucho los retrasos, actualizaré el blog de vez en cuando, pero tened paciencia, please:



La vida de un sacerdote en Madrid es algo compleja, hacemos lo que podemos y que Dios ponga el resto. Si quieres contribuir pide a Dios que nos envíe más sacerdotes.

Un fuerte abrazo

martes, 21 de septiembre de 2010

¡También los obispos meten la pata! Y cuando ocurre, lo hacen con alegría, ¡gracias a Dios!

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario